Angela, en estudio

Ángela Bonilla bailando en la sala baja de Love2dance, un estudio de danza que es de mis lugares preferidos de Sevilla para hacer fotos. La sala baja está en una antigua fábrica de tejidos que tiene la típica cristalera alta con que se iluminan las naves industriales antiguas. Esta cristalera está dirigida al sur, por lo que el sol entra por ella durante todo el día. La luz que hice dominaba al sol y se establecía como luz de potencia pero dejando sitio en la cámara para que el sol participara.

¿Y que te digo de Ángela? muchas bailarinas muestran su personalidad al bailar, la fuerza, la potencia, el tesón, el trabajo, la energía aparece al pisar, al lanzar los brazos, en el retorcer del torso, en el contragiro de los hombros y las caderas. Cuando bailas muestras más de lo que hay en ti que de lo que comunmente enseñas. Así la danza es uno de las cuatro manera por las que en la antigua religión de Dionisio se alcanzaba la extasía, cuando el cuerpo se ahueca para dejar entrar el alma y que lo posea. Una manera de decir aquí estás tu, esta eres, tu, no lo que dicen los demás que eres, sino quien de verdad eres.

Medir la luz

No medimos la luz para saber qué diafagma y velociad utilizar, medimos para conocer la luz que tenemos y a partir de ahí decidir el diafragma y velocidad.
La exposición no es un ajuste técnico, es un ajuste creativo.

Con Tatiana y Laura en el Parque Maria Luisa.